Imprimir
Visto: 604

Sevilla, 4 de abril de 2018

 

Enlace a la noticia de Andalucia Informacion

Enlace a la noticia de Diario de Sevilla

Enlace a la noticia del Correo de Andalucía

 

La Revuelta va a recurrir el cambio del PGOU aprobado por el Pleno del Ayuntamiento del 4 de abril, por el que 2.400 m2 pasan de uso educativo a residencial en el solar de la calle Arrayán. La medida fue aprobada con el apoyo de PSOE, PP y Cs y el rechazo de Participa Sevilla e IU, en un debate en el que se ha criticado la inacción de la Junta por parte de todos los grupos municipales.

 

arrayan

En resumen, la historia es la siguiente:

 

 

La paradoja es trágica. En base al argumento de la Junta de que el colegio no es necesario, la parcela pasó de manos públicas a sus originales dueños privados, justo en el momento en el que la falta de plazas educativas públicas en el barrio se convertía en un problema de primer orden, ese suelo ya no se podía utilizar para construir un nuevo colegio y los existentes se hacinaban, se desmontaban bibliotecas y salas del profesorado para impartir ahí clases, se aumentaban las ratios y las familias del barrio tuvieron que ocupar edificios para su uso como colegios y la Junta fue recurriendo entre urgencias e improvisaciones a utilizar edificios públicos ya existentes para reconvertirlos en centros educativos.

coleya

 

 

¿Que dice la sentencia?

Afea la pasividad del Ayuntamiento y le dice que es simplista el planteamiento de que como el Consejo Consultivo ha emitido informe desfavorable se cruce de brazos y no resuelva el futuro de la parcela.

Le dice que al revertir la propiedad a sus antiguos dueños al manifestar la Junta que no era necesario el suelo para un nuevo colegio, implicitamente se ha cambiado el uso del PGOU y lo que no puede hacer el ayuntamiento es mantener el uso teórico pintado en el PGOU y mantenerlo ahí en el limbo hasta que se cambie el PGOU en el futuro, ya que así no se da cumplimiento a la sentencia judicial.

 

En definitiva, la sentencia no dice que el final de la película es que el suelo ha de destinarse a uso residencial. Lo que dice es que tras la reversión, la película es otra, y que la historia arranca con que los antiguos dueños han recuperado la parcela y que el uso de la misma es residencial.

 

¿Cómo tiene que seguir el guión?

La ley, el Consejo Consultivo y la propia sentencia lo que dicen es que partiendo de esa premisa inicial, el Ayuntamiento tiene que hacer, partiendo de la realidad de la parcela, el barrio y la ciudad existente en 2018 una ordenación final del suelo, que puede ser como la de partida o puede ser otra si, como dice la ley, "se justifica expresa y concretamente las mejoras que suponga para el bienestar de la población y fundarse en el mejor cumplimiento de los principios y fines de la actividad pública urbanística".

 

Dicho de otra forma, el Ayuntamiento puede y debe analizar la realidad actual del barrio y la ciudad y tomar decisiones. Si llega a la conclusión de que el mejor uso de la parcela es el residencial debe decidir si el uso residencial es para vivienda protegida o libre, concretar la edificabilidad y calcular que incremento de población se va a producir y en base a eso, fijar que parte de la parcela se tiene que destinar a servicios y equipamientos. Si cree que el mejor uso de la parcela es destinarla a equipamientos públicos, debe decidir que dotaciones son las necesarias y compensar a través de los cauces legales a los dueños por transitar del uso de partida -residencial- al uso final -dotacional-.

 

¿Qué va a hacer el Ayuntamiento?

Pues culminar la guinda que le faltó a Zoido. Hacer definitiva la modificación del PGOU. Sin más. No se ha remangado, no ha hecho ese juicio crítico de tomar decisiones sobre que se debe hacer en ese suelo. No hace el planteamiento de "la sentencia dice que el punto de partida es que la calificación es residencial e impulsamos el proceso de toma de decisión sobre el uso definitivo que va a tener el suelo....", sino "colorín, colorado, la sentencia ha dicho que el punto final es que el uso es residencial y se acabó lo que se daba".

 

De esta forma, todo apunta a que se va a culminar el inicio de un nuevo pelotazo. La juerga especulativa que ha iniciado en el barrio el gobierno municipal con la recalificación de la Gavidia, parece tener una segunda entrega en este solar. Cometiendo la inmoralidad política, además, de defender una cosa en la oposición y la contraria en el gobierno. Que fatiguita de esto.

 

arrayanvert

 

¿Qué pensamos en La Revuelta?

Que el barrio tiene un déficit de equipamientos públicos (si se consuma la infamia de la Gavidia mucho más), que está sufriendo los estragos de la turistización y el proceso vertiginoso de pérdida de viviendas que se transforman en negocios turísticos ante la pasividad, cómplice, de las administraciones. Y que esa parcela es de las pocas oportunidades que quedan en el barrio para ampliar usos públicos.

 

Pensamos que es un disparate que el uso definitivo de la parcela sea el que estaba pensado ¡¡antes de 1983!!. Este viaje al pasado no tiene sentido, ni el barrio ni la ciudad tiene nada que ver ni en lo físico ni en lo social con el de hace 35 años. No compartimos este "urbanismo del cuéntame", es ilógico, y hasta ilegal, incrustar un fósil urbanístico en la actual realidad. Hasta los jueces han dado un aviso al ayuntamiento que no puede ser ni tan simplista ni tan vago intelectualmente.

 

¿Qué vamos a hacer?

Oponernos a este nuevo pelotazo. Por los cauces legales, recurriendo la decisión por sus distintas vías, y con la movilización vecinal. En breve vamos a hacer un llamamiento al barrio para dar una respuesta colectiva potente. Empezamos a estar muy hartas de pelotazos y burbujas.

 

 

 

 

Asociación Vecinal La Revuelta del Casco Norte de Sevilla

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.